El pasado 1 de junio de 2011 entró en vigor la prohibición de la Unión Europea para la comercialización e importación de biberones que contengan el tóxico Bisfenol A (BPA), una sustancia química muy presente en la vida diaria. Sirve de componente del policarbonato pero también para las pinturas epoxi, usadas para recubrir los envases de tetrabrik y las latas de conservas. En España, se producen 250.000 toneladas de policarbonato al año porque su uso está muy extendido: se usa en biberones, cristales de gafas, botellas de agua, CD, ordenadores, vajillas infantiles, fundas de chupete, etc.

biberones bebe due sin bisfenol

El problema del Bisfenol A radica en que si el biberón se calienta a altas temperaturas, pequeñas cantidades de Bisfenol A pueden pasar al alimento contenido. Una vez el tóxico ha emigrado a la comida o bebida, el bebé lo consume y al no metabolizar el BPA el efecto en su cuerpo es acumulativo. Al ser un producto químico que mimetiza la acción de los estrógenos –hormonas femeninas- e interfiere en la acción del ciclo hormonal natural, puede llegar a provocar una serie de trastornos que van desde desajustes hormonales a problemas en el sistema nervioso. Las investigaciones recientes han relacionado su consumo con mayor riesgo de problemas endocrinos y otras patologías como el cáncer de mama o la diabetes. El BPA fue concebido en 1936 por investigadores ingleses que buscaban producir estrógenos artificiales para su uso en farmacia.

La empresa de puericultura Bebé Due fué la primera en eliminarlo de sus biberones hace más de 9 años. Cuando creó la línea Medic, en 2003, decidió eliminarlo de todos los artículos de alimentación después de que aparecieran los primeros estudios que demostraban que el BPA tenía efectos negativos en el desarrollo del niño y en su sistema inmunológico. Se convertía así en la primera empresa que eliminaba el tóxico de todos sus productos.

En su lugar, Bebé Due utiliza Poliestersulfona (PES) para fabricar las botellas de los biberones. El PES se caracteriza por tener un tono color miel. Además de no liberar BPA, es más resistente a los golpes y al desgaste por el uso y lavado.

Bebé Due no solo apostó por retirarlo de sus biberones, sino que las vajillas, tazas, termos y cubiertos también están libres de BPA.




Opiniones, comentarios, ofertas, precios, etc...