¿Sabéis que existe una plastilina que se puede moldear, hornear y después incluso comer? Se trata de Yummy Dough, una novedosa plastilina comestible con la que los peques podrán crear mil figuras de colores, hornearlas como si fueran galletas ¡y comérselas después!

plastilina comestible yummy dough

Yummy Dough es una mezcla para hornear en forma de polvo hecha con colorantes vegetales a la que se le añade agua con la que se obtiene una masa suave lista para moldear y hornear en horno precalentado a 120-130ºC durante 30 min. aproximadamente. Es importante que al hacer la masa se añada sólo 15 ml de agua. Una vez horneada se recomienda comerla antes de 2 días.

Yummy Dough no lleva levadura, no se pega a los dedos, tarda en secar y no pierde la forma ni el color en el horno. El contenido de cada pack de plastilina comestible Yummy Dough es de 113 g de mezcla roja, 113 g amarilla, 113 g verde, 113 g azul, 1 dosificador y 1 espátula.

La plastilina yummy Dough es un juguete muy innovador que fomenta la creatividad y la fantasía y ofrece miles de ideas para jugar juntos y divertirse. Recomendada para niños a partir de 3 años en adelante.

Uno de los lugares donde la podréis encontrar es en Imaginarium a un precio de 9,95 €.




Opiniones, comentarios, ofertas, precios, etc...